ANDAINA POZAS DE MOUGAS – SANTA MARIA DE OIA


Iniciamos la andaina en Mougás en el centro del pueblo hasta llegar a una pista que nos llevaría a las piscinas

Son una sucesión de pozas, producidas por el precipitado descenso de un arroyo, O Rego das Pías en su confluencia con el Río Mougás. Algunas son lo suficientemente grandes para acomodar a un buen número de bañistas, con agua corriente que fluye permanentemente desde el charco anterior a través de la roca.

Desde allí y por pista subimos hasta el patio de Mougás y bordeando el riego de As Pías y pasando por el nacimiento del Mougás llegamos al punto más alto de la ruta, O Corrubelo, para luego iniciar la aventura del descenso a Santa María de Oía

La cantidad de caballos y vacas que deambulan libremente por estos cerros es alta. Pero esta libertad no significa que no tengan dueño. Todos tienen marcas de fuego que los identifican con un propietario. Cuando llega la primavera, se cuenta, se compra, se vende y se cortan las melenas de los potros, operación conocida como rapa das bestas.

En Oía podemos ver el Monasterio Cisterciense justo al pie del mar. Los monjes de este monasterio ejercieron el señorío sobre las tierras y cultivaron la tradición de arrojar caballos y vacas a las montañas para que pudieran criarse en libertad.

Longitud: unos 22 Km aproximadamente

Dificultad: baja