SAN MAMEDE - PUENTE DE SANTA CRUZ


Ruta muy dura y exigente por la climatología en su primer tramo hasta el alto de San Mamede, con abundante niebla, y luego por el kilometraje que hace que sea una de estas andainas que permanecen en el tiempo.

Ya se empieza a complicar en su inicio pues el microbús, debido al hielo, nos tiene que dejar unos 2 kms antes de lo previsto para su inicio en las casas del Caudillo. Así que nos ponemos a ello por la amplia pista que nos lleva a dicha ubicación en el lugar de As Corcerizas. Eran estas casas un refugio de Franco en sus cacerías por los montes de esta sierra.

La pista sigue ascendiendo entre pinos de una repoblación, para a medida que se va ganando altura pasar a una vegetación en la que abunda el brezo. Al frente tenemos el Penedo Negro y más adelante el de As Mozas para terminar alcanzando la cumbre de San Mamede y la capilla en ella existente.

Luego de unos 8,5 kms decidimos comer el bocata en el Refugio, por cierto todo descuidado, pero el intenso frío debido a la niebla que todavía no se había disipado nos lleva a sin apenas catarlo continuar por una zona llana donde comienza a salir el sol y así poder disfrutar del bello entorno del valle de Rebordechao que vemos a nuestra derecha. Llevamos unos 14 kilómetros de caminata cuando comenzamos a descender por una pista donde abundan los acebos hasta la Edreira donde nos vamos encontrar con el incipiente curso del río Queixa que vamos seguir hasta el final del día.

Fue la Edreira el último bastión de la Resistencia en Ourense, refugio de la II Agrupación del Ejército Guerrilleiro de Galicia. Mientras los de la I Agrupación seguían el el Bierzo, Valdeorras y sur de Lugo, 17 hombres y una mujer situaron su Cuartel general en el Caserío de A Edreira hasta arder por el fuego de los guardias y el Régimen a mediados del mes de Marzo del 49.

Seguimos descendiendo, como comentábamos anteriormente, por el curso del río Queixa, con abundante caudal en estas fechas, hasta la casa de la Ferreiría. Desde este lugar quedan aproximadamente unos 5 kms hasta el final de la ruta en el Puente de Santa Cruz, en la cola del embalse. Una amplia pista que se nos va hacer eterna y que en parte ya recorremos a la luz de la luna. Para varios ya es un auténtico suplicio, me vienen ahora a la mente Maruja y Geli, todo un ejemplo de pundonor. Luego de pasar el área recreativa situada debajo del pueblo de As Taboazas llegamos por fin al autobús que nos acercaría hasta Montederramo para disfrutar, en Casa Elvira, de una merecida y reconstituyente cena donde recordaríamos esta inolvidable aventura y los dolores se irían mitigando más con la ayuda de “ pastillas “ que generosamente fue repartiendo Susi, así como unas exquisitas hierbas que terminaron por anestesiarnos totalmente.

Longitud: entorno a los 28 kms

Dificultad: alta


Caudillo San Mamede San Mamede

San Mamede San Mamede San Mamede

San Mamede San Mamede San Mamede

San Mamede San Mamede San Mamede

San Mamede San Mamede