ANDAINA BALNEARIO DE MONDON

 

Sábado 08.04.2017. Contamos para esta andaina con la agradable compañía de los hermanos Javier y Carlos Morla. Es siempre un motivo de alegría el poder compartir con ellos  y empaparnos de su extraordinaria sabiduría. Siguen en la sala de recuperación los habituales Manuela, David y Oliva pero ya en su recta final y a buen seguro en próximas fechas los tendremos ya con nosotros  como ha sucedido en la jornada de hoy con Delfín que luego de pasar por la ITV viene como una moto.

Iniciamos la ruta en la aldea de Celavente, concello de O Bolo, para ir descendiendo a través del pueblo por una pista de cemento que se dirige hacia las viñas y por los rincones donde a finales de Abril se celebra la “ Ruta dos Fornos”. Una vez termina la pista cogemos un camino a la derecha que a escasos metros dejamos para tomar uno a la izquierda que va descendiendo suavemente hacia el río Xares. No se encuentra muy limpio pero es transitable, según nos cuentan en Celavente hace unos años lo había limpiado la Asociación de cazadores . Es el antiguo camino que comunicaba con la aldea de Barxa y con el  Millarado, donde se encontraban una serie de molinos que daban servicio a las gentes de los lugares próximos. Antes de llegar a Barxa enlazamos con dicho camino que en tiempos pasados era transitado por las gentes de la zona de Valdeorras desde Petín hasta Porto de Zamora, pasando por la Albergueria y las tierras del concello de A Veiga  para llevar los exquisitos caldos del valle valdeorrés a cambio de los ricos cabritos y corderos de la montaña.

Un breve descanso en Barxa para iniciar la corta y tendida pista de unos 3 kilómetros, el único desnivel de la jornada, que nos acerca hasta el Mondón entre bosques de castaños siguiendo el margen izquierdo del Xares. El sol empieza a apretar duro, un calor que parece el mes de Julio. A medida que vamos avanzando diversos paisajes se presentan ante nuestra vista: la presa de Santa Eulalia, el pueblo nuevo  de San Fiz, el viejo fue sumergido por las aguas del pantano. Más a la izquierda la aldea de Santoalla que se dio a conocer por las escenas que en ella rodó Chano Piñeiro para la película “ Sempre Xonxa “  y últimamente por un hecho luctuoso como el del holandés. Siempre rodeados de abruptas montañas alcanzamos el final de la pista desde donde ya podemos ver el Balneario de Mondón y su característico ciprés, así como en la lontananza el Santuario del Santo Cristo de la Ascensión en Prada. Una senda  nos sitúa enseguida en el lugar.

Un entorno precioso pero que se encuentra totalmente abandonado y en estado ruinoso siendo peligroso para la integridad física. No era este un balneario al uso sino un lugar de estancia para las gentes que venían tomar las aguas de la fuente, inaccesible por la maleza, que se encuentra a unos 700 metros y cuyas aguas estaban indicadas para la anemia y los problemas digestivos. Se debían tomar nueve días por la mañana y por la tarde. En 1903 fundan este establecimiento D. Emilio y su mujer Baselisa con el nombre de Aguas Medicinales de Santo Tomás de Beto, cerrándose definitivamente entre los años 50-60. En sus proximidades se encontraba una ferrería y un puente por donde cruzaba el río el camino anteriormente descrito que llevaba hacia la Albeguería, ambos fueron cubiertos por las aguas del embalse.

Aprovechamos para dar cuenta del bocata y la siesta posterior  en un bello rincón a la sombra de unas encinas  con bancos y mesa de piedra, lo único aprovechable que queda en el lugar. Nos lo tomamos con calma ya que íbamos muy bien de tiempo y el sol apretaba. Luego de 2 horas de pausa reanudamos la marcha desandando el camino hacia Barxa donde hicimos acopia abundante de agua para el último tramo de la jornada donde el sol daba de pleno.

Cruzamos el río por la carretera que lleva a Petín, la cual seguimos aproximadamente medio kilómetro, para desviarnos a la izquierda y tomar una senda que transcurre por un antiguo canal romano que llevaba el  agua desde el Xares hasta las minas de oro en Vilanuide, concello de Quiroga. Dicho canal es aprovechado en el día de hoy  para llevar el agua a la localidad de Portomourisco, de ahí que se encuentre transitable.

La ruta por el canal es espectacular, con túneles escavados en la roca, el Xarés discurriendo por el fondo del cañón, por momentos nos recuerda el Desfiladero de las Xanas en el asturiano Valle de Teverga aunque la vegetación aquí no tiene nada que ver pues abundan la jara pringosa, que en alguno puntos ya estaba en flor, la encina y el olivo.

Así alcanzamos el final de la ruta en la aldea de A Portela. Al ser una ruta lineal dejamos un coche en el final de la ruta para ir buscar los del inicio y trasladarnos  O Bolo donde teníamos la merienda-cena, luego de unas refrescantes birras, en el mesón Volobriga tfno. 988 323 099-638 384 399 rvolobriga@gmail.com.

Entre plato y plato recordamos las muchas y buenas vivencias de la jornada y ya efectuando planes para la próxima.  

Longitud: 18,1 kms

Dificultad: baja

Duración: 6 ½ horas

 

Celavente

Millarado

Santoalla al fondo a la derecha San Fiz

embalse de Sta Eulalia

Mondon al fondo se ve el ciprés

dispuestos a comer en Mondon

en plena siesta

Barxa y San Fiz a lo lejos desde el antiguo canal romano

comenzando a caminar por el canal

como se agradecia la sombra  San Martiño al fondo

Mari Luz al frente del grupo demostrando que lo del vertigo es algo pasado

uno de los tuneles excavados en la roca