andaina serra martiña


   ANDAINA SERRA MARTIÑA

 

Sábado 23.01.16 , con esta ruta damos comienzo a la nueva temporada, que ya estábamos esperando impacientemente se pusiera en marcha, y en la que esperamos seguir viviendo grandes momentos de aventuras y camaradería.

Luego de unos días de pertinaces lluvias se presenta un precioso día para caminar, por momentos hasta casi demasiado caluroso. Iniciamos la andaina en la carretera de Ourense-Santiago, a escasos kilómetros del cruce de Cea y justo en el puente donde se encuentra la señal que nos indica que comienza el concello de Piñor de Cea. Cogemos un sendero que discurre por el margen derecho del arroyo Silvaboa y que no abandonaremos en aproximadamente 6 kms. El arroyo baja con bastante agua en esta época lo que hace mucho más agradable el caminar por su margen, el cual se verá salpicado por infinidad de molinos y represas para los mismos, aunque lamentablemente en un estado de abandono y ruina total. Hasta el área recreativa de Cotelas la senda no se encuentra demasiado limpia, pero se camina sin dificultad. Una vez llegados a este punto un pequeño descanso para tomar un poco fruta y chocolate y continuar subiendo río arriba por unos bosques de robles y parajes de auténtico cuento. Así llegamos a las inmediaciones de la aldea de Silvaboa donde podemos decir empieza la segunda parte de la andaina, por caminos más anchos y abiertos, un pequeño tramos de asfalto hasta llegar a la altura de Pieles donde giramos a la derecha para tomar una amplia pista , por cierto totalmente deteriorada por los madereros, que nos va llevar a la cumbre de la Martiñá.

Antes una pausa para dar cuenta del almuerzo y un último “ grolo “ a la petaca de Susi para recuperar energías y  ascender más o menos 1km por un cortafuegos que nos iba llevar a retomar de nuevo la pista, con lo cual evitamos más de 2kms de gastar zapato. A medida que íbamos ganando altura las vistas eran preciosas llegando a ver la zona de Carballino, O Irixo, el alto del Reino y el Monte Faro, aunque en la cumbre la persistente niebla no nos permitió disfrutar de las mismas.  Eso no evitó que hiciésemos cumbre, eso sí sólo los elegidos. Comenzamos a descender y la niebla se iba retirando con lo cual todavía alcanzamos a divisar a nuestra izquierda, y en la lejanía, el cañón del río Sil.

Llegados a este punto podríamos decir que comienza la tercera parte de la andaina que discurre por antiguos caminos carreteros entre bosques de robles y con abundante agua que nos llevan primero a la aldea de  Mosteirón y luego a coger el Camino Real que lleva de Cea a Oseira, por el que discurre la Ruta Xacobea de la Vía de la Plata.

Una vez alcanzada la localidad de Cea toca refrescarse con unas bien merecidas birras antes de dirigirnos a Carballino para en el Bodegón Fuchela dar por finalizada esta jornada “ como Dios manda “.

Longitud:  21 kms

Duración: 7 horas

Dificultad: media-baja