boucinha_serra da arga


                                                                                                                          ANDAINA SERRA D´ARGA

Sábado 07.02.15 nos disponemos a realizar esta andaina, luego de una semana de intensas nevadas, para ello salimos de Ourense por la A-52 dirección a Porriño para tomar la autovía que nos lleva al país vecino de Portugal para luego , a unos 5kms del puente fronterizo sobre el Miño, girar a la derecha dirección Caminha-Viana do Castelo, hasta tomar el desvío a la derecha dirección Dem para comenzar la ruta en Boucinha, pequeña aldea de la Cámara de Caminha .

Notables ausencias entre los participantes que por un motivo u otro no han podido asistir cuando lo vienen haciendo habitualmente como Mari Luz, Fina y Goyo, Susi, Olga , Sonsa y Delfín. No cabe la menor duda que los hemos notado en falta como estoy seguro también sucedió en sentido inverso.

Con un día estupendo de sol, aunque fresco, iniciamos la caminata, todo sea dicho con retraso  pues se nos perdieron Chon y Emiliano por localizar unas buenas “ natas “ en Vilanova de Cerveira que degustamos al final de la ruta con lo cual quedó ampliamente compensado su desliz. Entre tanto aprovechamos para dar cuenta de unos bocatas de jamón de la Cañiza, una buena manera de dar comienzo a una andaina que se precie.

Salimos de Boucinha por el camino que se dirige a la sierra ascendiendo suavemente para enseguida girar a la derecha por una amplia pista sin ninguna dificultad que nos va lleva hacia la bella aldea de Montaria donde podemos contemplar un antiguo reloj de sol que servía para regular las horas de riego del maíz. Avanzamos por el centro del pueblo entre naranjos y limoneros para en su salida girar hacia la izquierda y comenzar a ascender por un camino totalmente empedrado, con unas vistas preciosas de todo el valle y en el fondo la playa de Ancora. Seguimos avanzando en la ascensión hasta el parque de merendas, cruzando preciosas  praderías de montaña, pudiendo observar pequeñas manadas de caballos garranos.

Una vez en este punto se hace necesario tomar una decisión los que continuarían el camino hacia el monasterio de San Joao D´Arga y los que nos desviaríamos hacia el vértice geodésico de Pedra Alçada, la mayoría optamos por esta opción para lo cual tomamos la pista hacia la izquierda para luego ir ascendiendo por la ladera entre enormes “ bolos graníticos “ para luego ir avanzando en la planicie aproximadamente 1 km hasta el vértice geodésico y luego el mirador con unas vistas espectaculares del estuario del Miño en la Guardia y el monte de Santa Tecla, Caminha, Ancora, el valle del Rosal y al fondo en la lejanía Viana do Castelo. El lugar era idílico por lo cual decidimos dar cuenta del almuerzo contemplando tan bellos paisajes. Pero se hacía preciso continuar, los compañeros que se dirigieron hacia el monasterio estarían preocupados por nuestra tardanza, así es que luego de las galletas de Manuela y unos “ grolos “ de la petaca que Susi  que a pesar de su ausencia, tan gentilmente tuvo a bien enviar, por lo cual le quedan perdonadas sus velas negras. Ahora siguiendo la pista llegamos de nuevo al parque de merendas para girar a la izquierda y primero por pista y luego tomar un camino que sale a la derecha que en un rápido descenso nos lleva al precioso monasterio de S.Joao DÁrga. Fue fundado por San Fructuoso en el año 661 y restaurado en la Edad Media por los monjes benedictinos que estuvieron en este medio agreste y totalmente idílico hasta el S.XIII. Luego de pasar por el Obispado de Tui y el Marqués de Vila Real llegó a la Casa del Infantado que lo conservó hasta 1834, hoy está en reformas.

En este Santuario se celebra una romería los 28 y 29 de Agosto, noche incluida, una de las más famosas del norte portugués, en las que muchos suben andando. Las celdas construidas en el S.XVIII sirven de albergue para romeros y peregrinos.

Reiniciamos la andaina, una vez reunificado todo el grupo, descendiendo por el margen derecho del riachuelo para terminar cruzándolo y dirigirnos a la aldea de Arga de San Joao, primero por una amplia pista y luego por un camino de servicio que remata en uno totalmente empedrado, que entre huertos de olivos, nos sitúa en su parte más alta para tomar dirección a Boucinha punto de inicio y final de la ruta a la cual accedemos en apenas 3 kms.

Una birra y una degustación de las natas con las que generosamente nos obsequiaron Chon y Emiliano y regreso a los puntos de origen llevando en nuestro recuerdo un maravilloso día de caminata a la que las comentadas forzosas ausencias evitan que le pongamos un diez.

Longitud:  19,50 kms

Dificultad: media

Duración: 5,45 horas