FIN DE SEMANA EN LA COSTA DA MORTE: FISTERRA

Luego de haber retrasado la fecha en una semana debido a las previsiones climatológicas y, con unas previsiones que no volvían a ser muy favorables , decidimos asumir riesgos y la verdad es que hemos acertado con un sábado espléndido de primavera, el domingo ya fue otra historia, pero  salvada la jornada reina queda un fin de semana de notable alto, nota en la que incluimos la degustación de productos típicos del mar realizada durante todas las jornadas.

Salimos el viernes 08.04.2016 de Ourense con tiempo suficiente para dirigirnos a Finisterre, por la carretera de la costa y hacer una pequeña parada en Ézaro para  contemplar la famosa  fervenza “ que cae directamente en el mar. Reparto de habitaciones en el Hostal Mariquito, tfno..981 74 00 84, www.hostalmariquito.es, y posterior ronda de vinos antes de dirigirnos al Restaurante Alara  tfno. 981 712 154, www.alarafisterra.com, para efectuar la primera degustación de un variado de productos del mar.

Sábado 09.04.2016.- CAMINO DE LOS FAROS. PLAYA DE LOURIDO EN MUXIA-TALON 

Luego de desayunar cogemos los coches para recorrer los cerca de 30 kms que nos separan de la preciosa villa marinera de Muxía donde da comienzo la andaina. Como es preceptivo, en un primer momento nos acercamos al Santuario de Ntra. Señora da Barca, para solicitarle un buen día y una espléndida jornada, que sin duda nos concedió, y luego de las fotos de rigor hacia el Cabo Vilan,  en la “ piedra de abalar “ y “ a pedra dos cadris “ seguimos en coche, decidimos acortar este tramo al ser todo carretera, hasta la playa de Lourido, una vez pasado el campo de fútbol de Muxía donde da comienzo la ruta. Aquí nos dejan Vidal y  “ el presi “ Gustavo que no le termina de coger gusto al día y prefiere la opción del Tira do Cordel y servirnos de apoyo en un momento dado.

Avanzamos por la playa con una pequeña nieblilla que no hace necesario ni abrir los paraguas y que en nada se transforma en un espléndido día de sol, hasta caluroso por momentos. A nuestra izquierda la estructura del prometido  por Manuel Fraga Parador de Muxía, a raíz del  desastre del Prestige, y que en estos momentos se encuentra parado por razones administrativas.  Una vez abandonada la zona de playa comenzamos a ascender en un primer momento suavemente   para luego convertirse en una dura ascensión al Monte Cachelmo que se ve en parte mitigada por las preciosas vistas que nos ofrece de Muxía y el Cabo Vilán, imágenes que nos acompañaran durante el primer tercio de la andaina. Luego de este esfuerzo una rápida y vertiginosa bajada nos lleva a la playa de Arnela para sin pausa volver a subir hasta la pista que va a la Punta da Buitra. Este pisteo nos relaja algo las piernas hasta de volver a tomar una senda que nos lleva desde Punta da Buitra  hasta el Monte Buitra desde donde podemos ver nítidamente aparte de Muxía, Cabo Vilán  y la ría de Camariñas, por primera vez el Cabo y Faro de Touriñán.

Una vez retomada de nuevo la pista decidimos dar cuenta de los bocatas y reponer fuerzas para salvar los duros objetivos que se nos planteaban. Unas galletas de Manuela y un traguito de la petaca de Susi nos dan nuevos brios para retomar la andaina por  la pista que en breve abandonamos para tomar una senda a la derecha que va descendiendo paulatinamente hasta el Coido de Cuño, pasamos el arroyo e iniciamos una ascensión durísima, en un primer momento casi vertical , por un tramo recientemente desbrozado, que nos lleva a una pista ancha que sigue subiendo, con una pendiente ya suave y llevadera, para rematar en un tramo corto de llano antes de afrontar las últimas rampas de ascenso al Monte do Pedrouzo. En  2kms hemos afrontado una dura ascensión de 250 metros de desnivel. Un pequeño respiro antes de afrontar el largo descenso hacia la playa  de Moreira. Si la ascensión era exigente el descenso hasta la playa no lo es menos.  Hasta este punto una auténtica andaina rompepiernas con continuos toboganes que van mermando paulatinamente las fuerzas. En la playa , si se le puede llamar así pues es un auténtico pedregal, nos están esperando Vidal y Gustavo que recogen a los primeros náufragos: Olga, Isabel y David ( el hijo de Oliva). Luego de 14 Kms exigentes de verdad un aplauso para ellos.

El resto continuamos la marcha hacía Touriñán por terrenos mucho más suaves, sin apenas exigencias, lo que hace que rápidamente nos plantemos  en el desvìo  que lleva hacia el Cabo donde de nuevo están esperando los coches de apoyo. Se sube Mari Luz que junto con los anteriores en el coche de Vidal ya vuelven para Finisterre, Gustavo y Delfín van buscar el coche de este último a Muxía y nos recogerán al resto en la aldea de Talón donde damos por finalizada esta durísima andaina.

Una vez repuestos con una reparadora ducha, una ronda de vinitos antes de dar paso a la merecida cena  en el Restaurante Alara con productos típicos como las almejas con pulpo, vieiras y arroz de marisco en tanto hacemos planes para el siguiente año continuar el camino de los Faros y rematar en Finisterre.

Longitud: 19 kms

Duración: 7,30 horas

Dificultad: alta   

Domingo 10.04.2016.- Amanece  lloviendo con lo cual decidimos suspender la pequeña andaina que teníamos previsto hasta el Faro y optar por hacer un poco de turismo. Seguro que luego de la dureza del día anterior el cuerpo lo agradece.

Desayunamos con calma ,recogemos la habitación y nos desplazamos hacia el Faro de Finisterre , por momentos la lluvia cesa, estamos ante un día de primavera con continuos chaparrones, pero frío. Luego de unas fotos y mercar unos souvenirs nos acercamos a Corcubión a tomar el vermouth para luego volver a Finisterre y en el Restaurante Alara dar por finalizado este espléndido fin de semana con unos “persebes” , centollos y de segundo pescado ( san martiño) o carne.