dponte de maio na serra da estrela


                                                                                                   PUENTE DEL 1º DE MAIO-2015 EN LA SERRA DA ESTRELA

Antes de comenzar el relato de estos increíbles días vividos en el vecino Portugal, en su punto más alto, como es la Serra da Estrela es de ley felicitar a todos los miembros del grupo por su increíble capacidad de sacrificio  de los unos por los otros, y porque no en algunos momentos sufrimiento , pero siempre positivos hasta en los momentos límites. Es por ello la profunda   admiración del que esto relata y que hace que siga más vivo que nunca este proyecto que iniciamos hace unos 15 años un grupo de conocidos que se han convertido en “ amigos “ de los que tenemos mono y necesitamos ver cada 15 días en algún sendero compartiendo las alegrías y las penas.

Viernes 30 de Abril del 2015.-  Allá por las 5 de la tarde salimos de Ourense, para reunirnos en las afueras de Verín con el resto del grupo proveniente de La Gudiña y Trives y dirigirnos a Manteigas donde durante todos estos días nos íbamos alojar en el Hotel Berne, tfno. 351-275 981 351, www.hotelberne.com. Un hotelito encantador, con unas vistas preciosas y un trato amable y familiar.

Sábado 01 de Maio 2015- VAL DO ZEZARE-COVAO  D`AMITADE-POÇO DO INFERNO-MANTEIGAS .

Iniciamos nuestra andaina, por esta región donde se cree fue la cuna del guerrero lusitano Viriato, con una ruta bastante larga pero llevadera. Las predicciones meteorológicas no son muy halagüeñas y amanece el día con una ligera nieblilla que va levantando. Nos ponemos en camino desde Caldas de Manteigas por una amplia pista que va siguiendo el margen izquierdo del río Zézare por un bellísimo valle glaciar salpicado de enormes pedruscos que permiten imaginar como empujó el hielo para crear esta maravilla de la naturaleza. Diseminadas a lo largo del valle casas típicas de montaña denominadas “ cortes “, pequeños terrenos de cultivo de supervivencia y sobre todo pastoreo. Son muy apreciados los quesos de esta zona.

Ya en la parte alta del valle la niebla por momentos se vuelve más intensa y la lluvia más pertinaz, lo que los gallegos conocemos como orballo. La amplia pista que daba servicio a las  “cortes “ se vuelve una senda que va ascendiendo hacia la carretera de acceso a Torre, donde se encuentran las pistas de esquí. Una vez en la misma avanzamos por ella en torno a 1 km hasta el Covao D`Amitade.

Llegados a este punto efectuamos un pequeño descanso en este precioso parque en otra hora refugio de los rebaños de ovejas que subían en primavera , después de la segunda Guerra Mundial prácticamente se convierte en una migración local y desciende el nº de cabras y ovejas en un 50% ( 10500 cabras y 18500 ovejas) en todos los municipios que conforman el Parque da Serra da Estrela . Dejamos esta depresión glaciar a los pies del Cántaro  Magro para seguir avanzando por la carretera más o menos 1km para luego girar a la izquierda y tomar dirección al Poço do Inferno. El caminar se hace mucho más llevadero por una pista prácticamente llana que nos lleva al lado de la Lagoa Seca a enlazar con el PR que sale de Manteigas hacia el Poço de Inferno. El último tramo de acceso se vuelve dificultoso por lo escarpado del terreno y la fuerte pendiente que obliga a bajar con extrema precaución. Esta cascada natural tiene cerca de 10 mts. de altura y llega a convertirse en hielo durante los inviernos más rigurosos. Es un monumento geológico de extrema belleza y uno de los lugares más visitados de Manteigas y toda la Serra da Estrela.

Una vez relajados y provistos de abundante material fotográfico reanudamos el camino hacia el final de la ruta en Manteigas de donde nos separan un poco más de 5 kms por un bellísimo bosque de especies caducifolias, especialmente el castaño, y coníferas. Ambiente bucólico que nos lleva a pensar en la bien merecida birra que nos está esperando en el hotel luego de esta larga jornada que había empezado amenazando lluvia y a partir de abandonar el Val del Zézare en un día espléndido de calor y sol.

Solo quedaba dar cuenta de una reparadora cena y retirarse a descansar pues al día siguiente nos esperaba otra dura jornada.

Longitud: 30 kms

Duración: 9,15 horas

Dificultad: media



Sábado 02 de Maio.- VAL DO ZEZARE- LAGOA E VAL DE CANDEEIRA- LAGOA DE PEIXAO- LAGOA DO COVAO DOS CONCHOS- VALE DO ROSSIM- PENHAS DOURADAS

Luego de recoger los bocadillos nos trasladamos en coche hasta el Val do Zézare para luego de 2 kms caminando acceder al punto de inicio de esta andaina que pensábamos terminar en Manteigas  pero que lo durísimo de la misma, la falta de señalización y los múltiples inconvenientes que iban surgiendo por momentos a modo de tremendos barrancos y despeñaderos y exuberante vegetación nos llevaron a vivir momentos límite de pensar no podríamos solventar tanta adversidad. En estos momentos el grupo ha demostrado su solidaridad, la capacidad de sufrimiento y que realmente a estas alturas de la temporada estamos como “ motos”. Una vez pasado todo esto le vemos la parte positiva como es el haber disfrutado de rincones de una belleza increíble, valles espectaculares y preciosas lagunas que sin lugar a dudas muy pocos han tenido el privilegio de recorrer.

Iniciamos la ruta ascendiendo una colina, realmente menos dificultosa de lo que se preveía, para acceder al valle de Candeeira. Realmente impresionante cuando la tuvimos frente a nuestros ojos. Antiguamente aquí se hacia el carbón y se aprovechaba para los pastos de altitud. De muy difícil acceso por lo cual aquí solamente viene los amantes de la sierra. Al final del mismo una pequeña laguna que desagua hacia el Val do Zezáre formando una espectacular cascada. Bajamos al valle y empezamos a caminar hacia su comienzo, la senda se pierde y se vuelve dificultoso incluso es necesario vadear el riachuelo y descalzarse para poder hacerlo. Ya en la ladera damos con la senda, con abundante vegetación de escoba, que se vuelve dificultoso seguirla en un pronunciado ascenso  con abundante piedra y roca. A nuestra izquierda las impresionantes moles rocosas del Cantaro Gordo a cuyos pies esta la Lagoa dos Cantaros.

Remata la ascensión en la Lagoa de Peixao junto al imponente Fragao do Poio dos Caes. El lugar es idílico y decidimos dar cuenta de los bocatas. Eran las 3 de la tarde y sin lugar a dudas necesitábamos reponer fuerzas. El tiempo apremiaba con lo cual con el último bocado casi en la boca reanudamos la marcha y es aquí cuando empiezan las mayores dificultades debido a los inconvenientes del terreno y hasta con una amenaza de ¡ haber perdido el GPS¡, todo fruto del nerviosismo reinante. Sorteando múltiples vicisitudes damos con la pista que lleva de la Lagoa Comprida al Val do Rossim. En ese momento se nos abrió el cielo ¡ estamos salvados¡. Ya con otros ánimos avanzamos por ella dejando a la izquierda la Lagoa dos Conchos y cruzando Vale do Conde para llegar a Vale do Rossim, uno de los puntos más visitados de todo el Parque y donde se practican deportes acuáticos en su lago artificial alimentado por varios riachuelos y custodiado por las dos peñas que dan nombre a todo el paisaje, Penhas Douradas, bautizadas como Rosa y Angela, las dos rocas se tornan doradas cuando el último rayo de sol las acaricia. Es una zona de acampada y de la que parten innumerables senderos.

Aquí el presidente, que no había venido a andar por problemas de motricidad, recoge a parte del grupo y el resto seguimos caminando hacia Penhas Douradas donde nos recogen en las formaciones rocosas que forman a Casa da Fraga. Desde aquí baja el amplio camino que en un poco más de 1 hora nos situaría en Manteigas

Una ducha rápida y una birra para pasar a cenar y recordar todas las aventuras vividas durante la jornada y retirarse a disfrutar de un buen merecido descanso.

Longitud: 22 kms

Duración: 10 horas

Dificultad: muy alta


 

 

 

 

 

 

 

Domingo 03 de Maio.- JORNADA DE RELAX  

Luego de las palizas de los días anteriores es desayuno se programa para más tarde y nos planteamos una jornada de turisteo por la localidad, adquirir algunos souvenirs de la zona y como no sus apreciados quesos. El día está desapacible y lluvioso. Subimos hasta la estación de esquí pero la abundante y espesa niebla no permitía contemplar los bellos paisajes que la rodean.

Luego de comer retomamos el viaje de vuelta a casa llevándonos recuerdos imborrables y experiencias que sin lugar a dudas serán nuestras compañeras de viaje para siempre, y pensando que algún día tendremos que volver.