PUENTE DE SAN MARTIÑO EN EL VALLE DE LIEBANA-PICOS DE EUROPA

Inolvidables 3 dìas 11-12-13 de Noviembre de 2016 en un rincón de ensueño, que en un principio se presentaba mal ante las intensas nevadas y ola de frio de principios de semana, lo que hizo que sobre la marcha hubiese que variar todos los planes previstos. No se podía subir al Coriscao y para más fatalidad el funicular de Fuente De estaba cerrado por labores de mantenimiento. Así que optamos por dos rutas que han resultado todo un éxito combinando la nieve y el bosque de la parte baja que comenzaba a llenarse de colores propios de esta época otoñal.

El jueves día 10 a última hora llegamos al punto donde nos íbamos alojar en todos estos días, el Hotel del Oso en Cosgaya tfno..942 73 30 18 www.hoteldeloso.com. Sin duda un acierto pleno en la elección por la ubicación, las instalaciones, la gastronomía  y el trato agradable de todos sus profesionales.

Durante la cena y viendo las buenas predicciones del día siguiente decidimos comenzar la andaina del día siguiente en Pembes hasta alcanzar el camino que de Mogrovejo se dirige a los invernales de Igüedri .  De ahí en adelante seguir ascendiendo en dirección al Refugio de Aliva lo que la nieve nos deje y regresar a Espinama.    

Hotel del Oso

ANDAINA VIERNES 11.11.2016.- PEMBES-REFUGIO DE ALIVA-ESPINAMA

Como comentábamos anteriormente ante la imposibilidad de subir al Coriscao por la nieve decidimos hacer esta andaina hasta donde la nieve nos dejase llegar y regresando a Espinama.

Lo primero es desayunar y el bufé del hotel es amplio y abundante así es que nos aplicamos duramente a la faena, empieza bien la mañana. Una vez rematado y recogido el bocata para el mediodía  al ser una ruta lineal se hace necesario llevar un coche a Espinama para posteriormente dirigirnos a Pembes donde empieza la ruta ,con dos bajas Manuela con problemas en la rodilla, pero que ha querido acompañarnos durante el fin de semana. Gracias Manuela por tu presencia  siempre agradable y por esas inigualables galletas. También causa baja el “ presi “ con problemas de espalda.

El resto , con un día espléndido de sol, comenzamos la andaina por una pista que nada más salir del pueblo se inclina con desniveles que llegan a alcanzar un 30%. La ropa empieza a sobrar y se vierten las primeras gotas de sudor.  El paisaje espectacular con el valle y zonas de pradería a nuestras espaldas y a izquierda y derecha  las montañas nevadas. Así alcanzamos los Invernales del Vao las Aguas ya en zona llana que nos permitió tomar un respiro antes de volver a inclinarse el camino, de una forma mucho más suave, y pasar por la Majá de Jalguera  donde hacemos un pequeño receso para reponer azúcares con una pieza e fruta. Los paisajes cada vez son más espectaculares con ese plus que da la nieve con lo cual las ilusiones aumentan y ya nos empezamos a ilusionar con llegar al Refugio de Aliva.

Retomamos el camino por los Puertos de Pembes hasta enlazar con el de Mogrovejo y ya vemos a nuestra izquierda los Invernales de Igüedri por donde vamos pasar al regreso. En la lejanía podemos contemplar nítidamente el Coriscao y la ruta que habíamos planeado, si no estábamos convencidos con estas imágenes el convencimiento es pleno que no se habría podido realizar por la gran cantidad de nieve que se veía en su cumbre.

Pasamos la Fuente de los Asturianos y enlazamos con la pistade la antigua mina que baja a Espinama. En este punto Emiliano y Chon , como tenían previsto, toman esta pista y bajan directamente a Espinama. Una pena pues todos pensamos hubiesen disfrutado de la parte que quedaba y se les veía bien de fuerzas, aunque para ellos ya era una zona conocida de sus viajes con grupos escolares.  

El resto continuamos por la pista que a medida que vamos subiendo en altura va acumulando más cantidad de nieve, hasta el desvío de Sotres no hay mayor problema se nota que pasaron todoterrenos y las rodadas están limpias. Luego vemos que en esta zona de Campo Mayor y Campo Menor están reagrupando los caballos que tenían en la montaña para bajarlos al pueblo ante la proximidad del invierno. Dejamos a nuestra derecha la pista de Sotres, totalmente intransitable, y la ermita  de Ntra. Señora de la Salud o de la Santuca de Aliva  para seguir ascendiendo hasta alcanzar el Refugio de Aliva, en ocasiones por la pista y en otras fuera de ella para evitar las acumulaciones de nieve.

En este punto decidimos tomar el bocata para luego retroceder hacia Espinama. Seguir no era factible por la nieve acumulada y las pocas horas de luz que restaban   al tener que retroceder ya que como anteriormente comentábamos el funicular de Fuente De estaba cerrado por labores de mantenimiento. Las vistas desde este lugar son impresionantes rodeados de montañas totalmente nevadas pudiendo adivinar en la lejanía la plataforma del funicular y a escasos metros el Chalet del Rey edificado por la Compañía Asturiana de Minas, adjudicataria de las “ Minas de Aliva” para residencia de los ingenieros, pero que fue lugar de acogida del rey Alfonso XIII en una visita en 1912 a los Picos de Europa, para la caza del rebeco. 

Retrocedemos sobre nuestros pasos hasta alcanzar Las Portillas y los Invernales de Igüedri  para iniciar un rápido y durísimo descenso, con altísimos desniveles que machacan las rodillas, dejando a la derecha el impresionante Pico Valdecoro, para llegar a Espinama final de esta espectacular andaina que a buen seguro las imágenes vividas permanecerán por largo tiempo en nuestras retinas.

Unas birras reconfortantes y regreso al Hotel del Oso para reponer fuerzas con vistas a la jornada del día siguiente.

Longitud: 16,8 kms

Dificultad: media

Duración: 6 ½ h.

Pembes

Invernales del Vao las Aguas

Jalguera

Coriscao

Invernales de Iguedri

cruce de Espinama

desvio para Sotres

refugio de Aliva

chalet del Rey

Portillas del Boquejon

Invernales de Iguedri

pico Valdecoro

Espinama

                ANDAINA 12.11.2016.- LOS LLANOS-SANTO TORIBIO DE LIEBANA

La mañana amenazaba lluvia con lo cual se multiplicaron las bajas, al final quedó un día estupendo para caminar. Nos dirigimos a la localidad de Los Llanos donde iniciábamos la ruta, no la que está marcada con una distancia de 7,5 kms, que luego tomaríamos en Badía , sino que damos un pequeño rodeo por el Monte Subiedes lugar mítico pues fue aquí según reza en la Crónica Albeldense, año 883,donde culminó la batalla iniciada en Covadonga.” Entonces los de las huestes de los Sarracenos que habían sobrevivido a la espada, al derrumbarse un monte en Liébana, fueron sepultados por el juicio de Dios y así surge por providencia divina el reino de Asturias”. Ese derrumbe rocoso tuvo lugar en el Monte Subiedes.

La pista asciende con desniveles durísimos entre continuas revueltas que hacen que cada uno tenga que dar lo mejor de si mismo ya desde los primeros momentos. En un primer momento discurría el camino por un bosque de encinas que pronto abandonaremos para adentrarnos en unos impresionantes bosques de robles. Siguiendo el track que llevábamos abandonamos el PR del Monte Subiedes y seguimos ascendiendo suavemente hasta un punto que no encontramos salida. Este es el inconveniente de bajar tracks de otras personas que no se preocupan de arreglar los desaguisados antes de colgarlos. Por tanto tenemos que retroceder unos metros hasta coger otro camino que nos lleva a cruzar el arroyo del Avasallo y enlazar con el PR en Prau Lera, una bonita pradera rodeada de robles.

En este punto comienza otra dura ascensión, será la última de la jornada, que entre robles nos lleva a alcanzar una pista forestal, es la parte más alta de toda la andaina. Un momento de descanso para reponer fuerzas con una fruta y aligerar la tensión vivida durante los breves instantes de extravío, por lo demás la andaina sigue siendo preciosa. Por una zona totalmente llana alcanzamos el Invernal de Brañes con unas vistas espléndidas del valle y de los Picos de Europa nevados y con niebla prácticamente toda la jornada. Cruzamos la pradera para tomar un camino que desciende bruscamente hasta un punto que se bifurca a la izquierda sigue el PR hacia Camaleño y a la derecha sale uno hacia Badia que es el que tomamos. Llegados a esta aldea hacemos un descanso para dar cuenta del bocata.

A partir de aquí se divide el grupo unos que deciden regresar al punto de inicio por Camaleño y el resto, en la parte baja del pueblo, cogemos el PR que viene de los Llanos hacia Santo Toribio. La senda va discurriendo a media ladera por un precioso bosquete de encinas entre alegría y buen humor tanto que José y Goyo al que escribe le gastan una pequeña broma. Paro un momento a guardar el chubasquero y al poco de reanudar la marcha me encuentro con una alambrada, creo será factible pasarla reptando , ni corta ni perezoso me echo al suelo recordando los viejos tiempos de la mili cuando ya veo a lo lejos, resguardados por unas encinas, a los dos susodichos partiéndose de risa. En fin una anécdota más que dará mucho juego .Así alcanzamos en primer lugar la ermita de Santa Catalina y luego el Monasterio franciscano de Santo Toribio de Liébana punto final de la andaina. Una breve visita al Monasterio donde se albergan obras del Beato de Liébana y el Lignum Crucis, el trozo más grande conocido de la cruz donde murió Jesucristo. Para José la visita fue más rápida de lo previsto pues tuvo que salir a toda pastilla por una llamada “ urgente” que recibió cuando estaban en plena bendición y le suena el móvil. Una llamada inoportuna y que forma parte de la “ putadita “ de la alambrada.

Sin más regresamos al Hotel en el coche que previamente habíamos dejado y con los que optaron por hacer turismo que nos pasaron a recoger. Una ducha reconfortante y ponerse guapos para bajar a Potes ya que en estas fechas celebraban la fiesta del orujo, de mucha tradición y gran afluencia de público lo que ya nos había dificultado la reserva de plazas de hotel allá por el mes de Junio.

Longitud:  11,1 kms, una vez arreglado el track con lo cual recorreríamos unos 12 kms

Dificultad: media

Duración: 5 horas

Los Llanos

Invernal de Branes

Badia

ermita Santa Catalina

Monasterio Santo Toribio de Liebana

                                 DOMINGO 13.11.2016  FINAL DE LA AVENTURA

No era nuestro deseo pero llegó el día de tener que regresar. Nos vamos super contentos del trato recibido en el Hotel del Oso y de los días tan maravillosos vividos en estos enclaves únicos y con la idea de más temprano que tarde regresar y poder llevar a cabo aquello que teníamos planeado y por dificultades climatológicas no pudo ser.

Así es que después de desayunar ponemos rumbo a casa con una parada en el Puerto de San Glorio y otra para almorzar en la Cueva San Simón de Valdevimbre.

puerto de San Glorio

Cueva San Simon en Valdevimbre